7 Reglas De Oro Para Tener Una Vida Saludable

  1. Muévete

Casi todos sabemos que el ejercicio es bueno para la salud, pero son muchas las personas que no lo practican, ni siquiera caminan 1 hora a la semana.

Bastan solo 30 minutos de caminata durante 5 días a la semana para reducir significativamente el riesgo de padecer diabetes o tener un infarto.

Los niños necesitan mas ejercicio al día, al menos una hora todos los días. El ejercicio no solo influye en el físico, también reduce el estrés, nos da más energía e incluso hace que nuestro estado de animo cambie.

 

  1. Revisa y controla tu colesterol

Revisar y controlar el colesterol es la única forma de asegurarnos que nuestras arterias no se van a bloquear, evitando asi aun infarto.

Debemos comenzar a tomar nuestras precauciones si nuestro nivel de colesterol es superior a 200 mg/dl. Hay personas que deben tener especial cuidado, pues tienen un gen hereditario que les hace producir demasiado colesterol malo.

  1. Mejora la calidad de tus comidas

La dieta es el factor de riesgo que causa más muertes y discapacidades en el mundo desarrollado. Es muy importante reducir en nuestra dieta las grasas no saludables, los alimentos con mucho colesterol, el sodio y los azúcares añadidos; y priorizar las comidas ricas en fibra y proteína magra, así como las frutas y las verduras.

Para lograr seguir una dieta te dejo los siguientes consejos:

— Mantén un diario en el que apuntas lo que comes todos los días.

— Come más vegetales y frutas.

— Come pescado al menos dos veces por semana.

— Come alimentos integrales.

— Limita el consumo de grasas trans y saturadas, y los alimentos ricos en colesterol y azúcar.

— Haz que tu dieta sea lo más variada posible siguiendo estas reglas (es más divertido y cansa menos).

  1. Controla tu presión arterial

Tener la tensión alta es el factor de riesgo más importante para la enfermedad cardiaca. La hipertensión hace que nuestra sangre fluya por las arterias con demasiada fuerza, lo que afecta a la totalidad de nuestros órganos vitales. Cuando la presión arterial se mantiene en niveles normales, se reduce el esfuerzo del corazón, las arterias, los riñones y, en general, es más difícil tener problemas cardiovasculares.

  1. Pierde peso

Todos los factores de riesgo están íntimamente relacionados, y si tenemos obesidad o sobrepeso, casi con total probabilidad, tendremos otros factores de riesgo. Estar más gordos de lo que deberíamos hace que tengamos un mayor riesgo de padecer hipertensión, problemas de colesterol y diabetes. La obesidad, no obstante, es también un factor de riesgo independiente, que hace que tengamos más papeletas de tener un problema cardiovascular.

  1. Reduce el nivel de azúcar en sangre

Aunque la diabetes es una enfermedad tratable, y con la que se puede vivir, sólo el hecho de padecerla eleva las posibilidades de padecer un infarto o un ictus, la causa de muerte más habitual de aquellos que la sufren. La mejor manera de no ser diabético es prevenir la aparición de ésta controlando nuestro nivel de azúcar en sangre, sin esperar a llegar a viejos.

  1. Deja de fumar

El tabaco está relacionado directamente con un gran número de muertes prematuras y en nuestro país es el tercer factor de riesgo por orden de importancia. Los pulmones notarán que has dejado el tabaco tras la primera semana, y empezarán a sanarse en cuanto lo dejes.
Así que, sea cual sea la razón por la cual comenzaste a fumar, dejar de hacerlo es una de las mejores decisiones que puedes tomar para llevar una vida saludable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *